viernes, 22 de agosto de 2014

NES Famicloneado.

Hola ¿Como están? Bienvenidos sean de nuevo a este, su blog favorito... n_n. Últimamente le hemos dedicado mucho espacio a los 8 bits de Nintendo, sin embargo eso no es por un capricho de su servidor, la circunstancia actual se ha inclinado un poco en esa dirección.

Recientemente cayó en mis manos un NES... ¡Si, un verdadero y auténtico Nintendo Entertainment System! Esta vez no lidiaremos con circuitería china de alta calidad, ni circuitería china de baja calidad... ¡Sino con verdadera circuitería japonesa de la década de 1980! Bueno, ejem, ejem, creo que me he dejado llevar un poco n_n.

Realmente, es la primera vez que he tenido la oportunidad de examinar un NES a detalle, ya que el único NES que alguna vez entró por la puerta de mi casa fue el de mi primo (que ya he comentado antes) en aquél lejano año de 1992. Lo primero que me sorprendió fue la ligereza del aparato, ya que lo recordaba bastante más pesado.

Compré ese NES, ya que mi amigo MaxClowReed me facilitó un par de cartuchos, Super Mario Bros 2 y Duck Tales. Ambos son verdaderos clásicos. Y si bien la primera intención era emplearlos en un experimento algo destructivo, opté por darles un uso más constructivo.


Aquí se pueden apreciar ambos cartuchos. El cartucho de Duck Tales está algo maltratado; proviene de un lote de chacharas que compré hace unos años y en el cual venía incluido un Fightstick de SEGA Genesis. El cartucho de Super Mario Bros 2 por su parte, está en perfecto estado. Lo mejor de todo es que mi amigo me dio el cartucho raro que no tiene el sello de calidad de Nintendo y decidió conservar para sí mismo la versión estándar con el sello de calidad. El cartucho sin el sello de calidad tiene en su interior una placa inusual, con todos los pines del filo conector, además de que tiene cierto valor de colección. Fue principalmente por ese cartucho que decidí no realizar el experimento destructivo.


Mi amigo puso a funcionar frente a mis ojos, con su NES el cartucho de Super Mario Bros 2, sin embargo el de Duck Tales no respondió. Para poder usar ambos cartuchos tenía dos opciones: comprar un NES o comprar un adaptador que me permitiera emplear los cartuchos de NES en uno de mis Famiclones. Una visita rápida a MercadoLibre reveló era más barato comprar un NES funcionando al 100% que comprar el adaptador (incongruencias de la vida X_x).

Pues ni tardo ni perezoso compré el NES, le conecté el adaptador de corriente de un viejo router y funcionó a la perfección. Mi amigo también me pasó su viejo conector de 72 pines, el cual al parecer ya daba muchos problemas para leer los cartuchos.

En internet existe la creencia popular de que el conector de 72 pines es el punto flaco en el diseño del NES. Este conector es muy similar a los conectores "de filo" que se emplean en la industria para conectar tarjetas de circuito en estándares como ISA, PCI, AGP, JAMMA, etc. Sin embargo tiene la peculiaridad de ser ZIF (Zero Insertion Force), ya que al introducir el cartucho de NES a la consola, la conexión se realiza sólo cuando la bandeja del cartucho se presiona y se fija en su posición. Se trata de un sistema bastante ingenioso, similar al empleado en las rebobinadoras de videocasetes (VHS o Beta)... O sea ¡Tecnologia ochentera en su máxima expresión n_n!

Pues bien, resulta que el conector ZIF es susceptible a ensuciarse, ya que al no existir fricción entre el filo del cartucho y el conector, no existe el efecto abrasivo que limpia los conectores de forma involuntaria. También, el color de los pines da el efecto óptico de óxido, por lo que algunas personas descartan conectores en buen estado, creyendo que se han oxidado.

Lo principal es detectar la causa de la falla del conector, ya que puede deberse a simple suciedad, a pines dislocados o vencidos, a pines rotos, óxido o definitivamente a una fractura.

Pues bien, el conector de 72 pines si es artilugio algo complicado, sin embargo es fácil repararlo si se cuenta con paciencia y mucho, pero mucho tiempo libre. El conector que acompañaba a mi NES funciona a la perfección, pero me dí a la tarea de reacondicionar el conector que era de mi amigo para entrenar y de paso, tener un conector de repuesto.

Pues bien, dada la estructura del conector, es difícil realizar una limpieza profunda. Hace muchos años se vendía el NES Cleaning Kit. Se trataba de un accesorio original de Nintendo que sin lugar a dudas era una compra obligada para todos los propietarios de un NES. Sin embargo era un accesorio muy escaso y nunca llegué a verlo, ni siquiera en los anaqueles de las tiendas.

Debido a que el NES es una consola con muchos años de antigüedad y seguramente con muchos tantos de uso, en la actualidad es difícil encontrar un NES que funcione al 100% a precio competitivo. Algunos de los que funcionan "bien" tienen conectores reacondicionados (en el mejor de los casos) o conectores genéricos (en el peor de los casos). Los conectores OEM (originales de Nintendo) son muy duraderos, ya que usan materiales de excelente calidad y las especificaciones de construcción son muy rígidas. Por otra parte los conectores genéricos tienden a tener terminales fabricadas en un metal muy dúctil, por lo que tienden a vencerse rápidamente.

Pues bien, para reacondicionar el conector de 72 pines que me dio mi amigo procedí a desmontarlo.

Hay que tener mucho cuidado y paciencia al realizar esta labor. Para sacar los pines basta con emplear una herramienta plana y jalar los pines delicadamente. Una vez retirados los pines podemos limpiarlos con alcohol y un paño, cuidando de no doblarlos. Aprovechando que están fuera del conector, podemos aprovechar para inspeccionarlos detenidamente y descubrir si están deteriorados. Yo aproveché para corregir un poco la forma de los pines y garantizar que hagan contacto con los cartuchos.

Al volver a montar el conector y colocarlo en la consola, noté que me había excedido un poco en la corrección de los pines, pues en lugar de quedar un conector ZIF (Zero Insertion Force) quedó un ZIF (Zangief Insertion Force X_x). Los pines quedaron tan apretados, que los cartuchos funcionaban aún sin bajar la bandeja. Con unas pinzas y mucho cuidado ajusté los pines nuevamente y quedó un LIF (Little Insertion Force). Nada mal, ya que los cartuchos pueden sacarse de la consola con muy poco esfuerzo y además los juegos sólo funcionan cuando la bandeja se fija en la posición adecuada.

Ya entrado en estos menesteres decidí deshabilitar el chip de seguridad del NES, llamado 10NES o CIC. Pues bien, alguien se me había adelantado en esa labor pues el chip ya se encontraba deshabilitado.

Por capricho decidí retirar el aparentemente inútil puerto de expansión inferior de la consola. Es una tarea sencilla que al final de cuentas resultó ser de mucha ayuda. En este punto, ya tenía un NES funcional, un par de títulos y ¿Los controles? ¡Bien gracias X_x!

Dado que no tengo controles con el conector de 7 pines que empleaba el NES (recordemos que mi control lo adapté para Famiclones X_x), decidí modificar la consola para que aceptara mis accesorios de famiclón. Y justamente ahí fue donde retirar el puerto de expansión valió la pena, pues pude soldar a ese conector los plugs DB9 necesarios para conectar los controles de Famiclón.

Y ya entrados en este asunto ¿Porqué no colocar un conector de cartuchos de 60 pines? Pues bien, gracias a los diagramas de la página Nesdev pude realizar esas "mejoras" en la consola.

Aquí se pueden apreciar ambas modificaciones. El conector de cartuchos era de mi primer famiclón, que apenas duró medio año antes de sólo mostrar una pantalla verde sólida (con o sin cartucho). Fue un trabajo bastante laborioso, ya que hay que mantener la cuenta de los pines y vigilar las sutiles diferencias entre el conector de 60 pines del famiclón y el conector de 72 pines del NES.



Mi destreza con el Dremel es nefasta, por lo que los orificios para las adaptaciones quedaron horrorosos... Aunque al menos son 100% funcionales n_n.

Y debido a mi falta de destreza decidí colocar el conector de 60 pines en la parte trasera de la consola, ya que así no sería tan evidente el destrozo y además, utilicé cables muy cortos...

Ya con todo montado comencé las pruebas y todo parecía funcionar correctamente, pero al probar los cartuchos de Famiclón el NES sólo mostraba una pantalla gris sólida, similar a cuando no se introduce ningún cartucho... Por lo que después de 22 años surgió el culpable de la falla de mi primer Famiclón ¡El conector de cartuchos dejó de funcionar! Apliqué un poco de tensión en los pines con un destornillador fino y los cartuchos comenzaron a funcionar.

Sin embargo, otra vez me excedí y si no hay un cartucho insertado, los pines de un extremo del conector hacen contacto con su contraparte. Para solventar este inconveniente y el problema de la eventual suciedad (pues el conector se encuentra expuesto), decidí colocar una tarjeta telefónica en el conector. Así los pines no entran en "cortocircuito" y la suciedad no puede acumularse en los pines.

Y pues bien, después de esos ajustes por fin funcionó todo de forma correcta. Si se trata de encender la consola con un cartucho de NES y un cartucho de Famiclón insertados al mismo tiempo, la consola no arranca y sólo muestra una pantalla gris.

Este experimento ha sido muy gratificante, pues además de que ahora cuento con un banco de pruebas completo para algunos experimentos, la calidad sonora y gráfica del NES es superior a la de cualquier Famiclón. El "jail banding" es prácticamente imperceptible, los colores son más nítidos y el sonido es más claro. Son detalles ínfimos, pero que demuestran que lo original siempre es mejor que las imitaciones.

Inclusive surgió un detalle curioso. La música del Super Mario Bros 2 de Famiclón está acelerada y tiene un timbre más agudo que en el cartucho original.

Y bien, ¿Porque no compré un adaptador de cartuchos de Famiclón a NES? Porque uno de los principales responsables del daño en el conector de 72 pines es el grosor excesivo en las placas de circuito de los adaptadores de cartuchos y los juegos sin licencia (como los de Tengen). Dado que el NES ya tiene muchos años (mi consola tiene fecha de manufactura de 1987), no considero prudente someter el conector a más estrés. Además, el conector de 60 pines ya lo tenía y es una de las pocas formas en que se me ocurrió aprovecharlo.

Si desean aplicar estas modificaciones y requieren ayuda, puedo ampliar un poco la información. Las consideraciones que hay que tomar son pocas pero muy importantes, por lo que a continuación listo las que considero indispensables.

  • Al retirar el conector de la expansión debemos tener cuidado de extraer muy bien la soldadura, sino podemos fracturar la tarjeta de circuito al intentar jalar el conector. El conector está soldado a ambas caras de la tarjeta de circuito.
  • El pin 45 del cartucho del famiclón va al pin 22 del puerto de expansión (Audio Out). Este se mezcla con la entrada del micrófono.
  • El pin 46 del cartucho de famiclón va al pin 3 del puerto de expansión (Audio In). Este es el empleado por Akumajo Densetsu.
  • Para conectar los controles al puerto de expansión hay que identificar las terminales correctamente, ya que en los diagramas se emplea una nomenclatura bastante técnica. A modo de traducción: Data es D0, Clock es /OE o Read Strobe, Latch es Out 0 (se comparte entre ambos controles).
  • El conector de 60 pines es prácticamente un espejo del conector de 72, excepto las terminales destinadas al CIC, al puerto de expansión y las líneas PPU A10 y PPU A11 (en el NES están en numeración intercalada).
  • Las soldaduras deben hacerse lo más finas posibles, ya que la tecnología MOS utilizada en el NES induce mucho ruido. Si al soldar quedan gotas grandes, se inducirá interferencia entre soldaduras contiguas. Si eso pasa, a veces los juegos muestran errores gráficos o fallas en el programa.
Pues bien, ahora solo queda divertirse ¡Estamos en contact!

Seguimiento de trasteos.

Hola, ¿Cómo están? Bienvenidos sean de nueva cuenta a este nuestro blog, donde yo escribo los debrayes y ustedes abuchean mis malos chiste...