miércoles, 13 de marzo de 2013

Mono Hi-Fi

Hola, ¿Cómo están? Como ya es costumbre en este blog, espero que se la estén pasando genial en este 2013. Ya se acerca la primavera y con ello algo que pone de muy buen humor a su servidor ¡Así es! ¡Adivinaron! Me refiero al inicio de las temporadas de distintas categorías de carreras, como son la Indy Racing League, la American Le Mans Series y por supuesto, la FIA Formula 1 (ustedes me conocen bastante bien estimados lectores n_n).

Si bien, este blog está dedicado al debraye video lúdico, también hay espacio para el debraye generalizado y para el despotricamiento, mejor conocido con el barbarismo de ranteo.

Por distintas circunstancias, principalmente económicas, utilizo mis consolas de videojuegos de una forma algo peculiar. Cuando recién me mudé a mi residencia actual contaba con una televisión CRT marca Sharp de 22 pulgadas que utilizaba para jugar con todas mis consolas de sobremesa. Esa televisión fue obsequiada por un compañero del trabajo de mi padre. Tenía unos pequeños detalles, como un falso contacto en los conectores de audio y video, además de que ninguno de los botones del panel frontal funcionaba. Reparar esas pequeñas fallas es relativamente sencillo, pero se debe tener la precaución de descargar el tubo, aunque coloquialmente se dice que se debe descargar el flyback.

Al poco tiempo mi hermana se mudó a vivir conmigo y ella no contaba con televisión. Dado que no soy muy dado a mirar la programación de la televisión abierta, decidí regalarle mi televisión (que ya funcionaba completamente) y buscar la forma de visualizar mis consolas de videojuegos por otros medios. Como es costumbre en este blog, mi amigo Dash Bandit llegó al rescate con una pieza de hardware muy útil, un monitor CRT para computadora marca Daewoo. En términos generales, el monitor estaba en perfecto estado, salvo el detalle de que los botones del panel frontal funcionaban de forma errática, es decir, al presionar un botón el monitor detectaba la pulsación de otro botón o aún peor, la combinación de varios botones, por lo que ajustar la imagen era un verdadero martirio.

Quizás en este punto sea conveniente rescatar una foto del archivo del blog, donde les muestro mi playground, pues me referiré a ella en otro punto de la presente entrada.



Para sacar provecho a ese monitor hice las adaptaciones VGA para el Dreamcast y el XBOX 360. También intenté conectar el PlayStation 2 al monitor, sin embargo la imagen mostrada con el adaptador VGA casero que construí (basado en el LM1881) hacía que la imagen parpadeara cada segundo, además de que toda la imagen tenía un tinte verdoso.

Muy bien, hasta este punto ya tenía resuelto gran parte del problema, pues ya podía jugar con varios de mis juegos favoritos con una calidad de imagen muy superior a la que mostraba mi antigua televisión.

Sin embargo, el monitor sólo despliega imágenes y para disfrutar de los videojuegos en su totalidad también se necesita poder escuchar los sonidos y la música. La solución obvia más económica que se le ocurrió a su servidor fue comprar unas bocinas para computadora. En la foto anterior se pueden apreciar detrás del Dreamcast.

Esta es la foto de la caja de las bocinas, que tuvieron un costo de $130.00 pesos mexicanos (cerca de 11 USD) y las compré en el sitio de MercadoLibre. En la fotografía las bocinas tienen una buena apariencia, además de que las especificaciones de la caja no están nada mal. Un sistema de audio 2.1 (estéreo y bajos) con una potencia de 2500 [W] P.M.P.O. implica varias cosas. La primera es que el sistema cuenta por lo menos con un filtro activo paso bajos, para alimentar el subwoofer (bocina dedicada a reproducir únicamente sonidos de baja frecuencia) y la potencia 2500 [W] P.M.P.O. indica que el sistema cuenta con una fuente de alimentación de buenas prestaciones.

Aunque cabe aclarar que la potencia P.M.P.O. (Pico de Potencia de Salida de Música) en realidad no es número que indique la calidad o el desempeño de un sistema de audio. No hay procedimiento normalizado o estandarizado para establecer la potencia P.M.P.O. por lo que algunas empresas se limitan a multiplicar la potencia pico de cada uno de los componentes para determinarla, mientras que otras colocan la potencia teórica al alimentar el sistema con un impulso (una señal de duración cero) de alta magnitud. La mayoría de las empresas determinan la potencia P.M.P.O. de sus equipos basándose únicamente en la creatividad, en los números de la suerte del diseñador de la caja o en los últimos números de la lotería de la semana anterior.

La potencia que realmente interesa es la potencia RMS, ya que es la potencia eficaz y es un indicativo bastante claro de las capacidades del sistema de audio. No es raro ver que sistemas de audio de marcas reconocidas tienen una potencia P.M.P.O. de 12900 [W] pero apenas una potencia RMS de 290 [W]. En este caso, debe considerarse que la potencia del equipo no es de 12900 [W], sino de 290 [W].

Al recibir las bocinas mi decepción fue de proporciones mayúsculas. La caja era bastante liviana, lo cual solo puede indicar una cosa, las bocinas ni son de la potencia indicada, ni tampoco cuentan con fuente de alimentación, pues ahora la moda es alimentar cualquier periférico de computación a través de los conectores USB. Siendo francos, el hecho de que las bocinas no fueren de alta potencia no es algo que me moleste, pues suelo escuchar tanto música como videojuegos a volumen moderado. Sin embargo, lo que si fue una burla fue la alimentación por USB, pues el Dreamcast no cuenta con puertos USB.

Considerando que los puertos USB entregan un voltaje de 5[V] y una corriente máxima de 500[mA], resulta fácil adaptar una fuente de voltaje que entregue esos valores para poder emplear las bocinas con aparatos que no cuentan con puerto USB. Entre mis artilugios encontré un viejo eliminador de discman, que justamente tenía las características eléctricas apropiadas, por lo que decidí sustituir el cable de alimentación USB de las bocinas por el eliminador.

Para realizar esa labor abrí las bocinas y a continuación pongo una fotografía de lo que encontré.

Ya en este punto, justo cuando creí que no podía decepcionarme más, mi curiosidad me llevó a una revelación que terminó por mermar la poca fe que tenía en estas bocinas. El circuito integrado DIP de ocho terminales que se puede apreciar en la fotografía es un TDA2822M fabricado por la empresa STMicroelectronics y es un amplificador de audio doble de baja potencia. Es un circuito muy popular entre los aficionados al audio y a la electrónica pues además de ser muy barato, tiene una buena calidad de audio y consume muy poca corriente, al grado que puede ser alimentado por baterías. Además su rango de voltaje de alimentación va desde los 1.8[V] hasta los 15[V], lo que otorga una gran flexibilidad para el diseño.

Al ser un amplificador doble, permite amplificar sonido estéreo con el uso de un solo circuito. Sin embargo, los fabricantes de estas bocinas le escupen en la cara a sus clientes sin un mínimo de remordimiento, pues el circuito está configurado en modo puente monoaural. En palabras simples, los dos amplificadores que contiene el TDA2822M se conectan en cadena, referenciando un amplificador a 0[V] y el otro a la señal de salida del primer amplificador. De esta forma se tiene un amplificador monoaural del doble de potencia, pues la bocina no sólo es empujada, sino también jalada cuando circula una señal de audio por el amplificador. En esta configuración, la potencia máxima que entrega el amplificador es de 1[W] RMS. No es lo mismo 2500[W] P.M.P.O. que 1[W] RMS, ni tampoco es lo mismo 2.1 canales que monoaural.

La calidad del sonido del TDA2822 es buena, sin llegar a ser excelente. Digamos que es apropiada para la mayoría de las aplicaciones. En este punto estoy experimentando con varios amplificadores de audio de baja potencia, con el fin de construir un amplificador estéreo que me permita disfrutar de una forma más óptima de mis videojuegos.

Próximamente reportaré mis resultados. Como siempre, ¡Estamos en contact!

Soundblaster Audigy SE front panel.

Hola, ¿Cómo están? Bienvenidos sean de nueva cuenta. Recientemente me puse a la labor de reacondicionar una computadora con las piezas que...