miércoles, 24 de octubre de 2012

Sobreviviendo al Hype.

Hola, bienvenidos sean a este, su blog mensual de debrayes (y a veces proyectos) video lúdicos.

En esta ocasión le daremos (mi ego y yo) continuidad al post anterior, el cual debo reconocer ha sido uno de los peores y más aburridos de todo el blog. Así que creo conveniente hacer la siguiente...

Advertencia: Esta entrada es un muro de texto en el que se narrará de una forma completamente impersonal, aburrida, insípida y netamente autocomplaciente para el autor, una historia carente de sentido, drama, emoción, comicidad e incluso contenido. Se recomienda discreción al lector (y ahora ya más o menos sé a que se refiere esa frase n_n).

Pues bien, hechas la aclaraciones pertinentes, allá vamos.

Uno de los géneros de videojuegos más populares en la actualidad es el de los RPG (Role Playing Game o Juego de Actuar un Rol). Sin embargo es un género que produce controversia, ya que en algún sentido, cualquier videojuego puede considerarse un RPG. Además, suele hacerse diferencia entre los RPG occidentales (Mass Effect, Oblivion) y los RPG orientales (Magnacarta, Final Fantasy).

Sin embargo, a mediados de la década de 1990 los RPG no eran populares en occidente, al grado que se consideraban juegos de nicho. En Japón siempre fueron juegos muy populares, por lo que varias sagas de RPG fueron exclusivas del mercado oriental durante muchos años, además de que hubo grandes exponentes del género que sentaron la norma de lo que define al género RPG, como son los menús para seleccionar acciones, los puntos de experiencia, los contadores de salud, magia y habilidad entre otras.

En algunos países de Europa, varios juegos de procedencia oriental se tradujeron de forma oficial a idiomas como francés, alemán y español. Sin embargo, en América  la única alternativa durante muchos años al idioma japonés, fue el inglés. Y si bien, el inglés es un idioma cuya enseñanza se ha extendido mucho a través de los años, para un niño de clase baja de mediados de la década de 1990 (era previa a la masificación de internet) significaba una barrera infranqueable.

A principios de la década de 1990 supe de la existencia de los RPG gracias a nuestra revista Club Nintendo, en la cual se revisaban de forma muy breve algunos de los pocos RPG disponibles en el mercado. Esos juegos eran bastante difíciles de conseguir, ya que al pertenecer a un género poco popular, las tiendas y los sitios de renta de videojuegos veían poco rentable mantenerlos en su catálogo. Además en nuestra revista siempre hicieron incapíe en la barrera del idioma inglés-español, lo cual desanimaba y ahuyentaba a los videojugadores, manteniéndolos alejados de ese género.

A mediados de la década de 1990, Nintendo lanzó junto con Square el juego Super Mario RPG. Nuestra revista Club Nintendo dio una amplia cobertura a dicho juego, ya que fue un juego bastante promovido. Fue uno de los pocos RPG que estuvieron disponibles para renta en el VideoCentro que solían frecuentar mis padres, por lo que fue el primer RPG que pude probar en mi vida. Mis recuerdos con ese juego son gratos, ya que pese a mi limitado vocabulario en inglés, fue un juego que disfruté mucho pues su esquema de juego era simple, sus diálogos eran sencillos y sobretodo, era un juego en el que no te quedabas "atorado" en algún punto, ya que se podían encontrar muchos tips y estrategias en nuestra revista Club Nintendo.

Desgraciadamente, en aquella época las rentas de videojuegos eran sólo por 24 horas, lo que era un tiempo insuficiente para disfrutar de un juego con tantos detalles como puede llegar a ser un RPG. Sin embargo el primer paso ya estaba dado, había probado por fin un género considerado (en aquél entonces) oscuro y de nicho, que además me había agradado mucho. Corroboré que no es necesario tener una certificación en idiomas extranjeros para poder entender los diálogos de un videojuego.

Tiempo después, gracias a los emuladores pude probar otro gran juego de SNES, un RPG de Squaresoft llamado Chrono Trigger. Sin lugar a dudas es uno de los mejores títulos que he jugado pues tiene excelentes gráficos, música sublime, esquema de juego muy divertido pero sobretodo, una excelente historia. Es el único juego que me he aprendido de memoria, pues lo he acabado por completo alrededor de veinticinco veces.

A partir de ese momento, mi género de videojuegos preferido fue el de los RPG orientales. Varios exponentes de los llamados jRPG han pasado por mis manos, como Star Ocean, Phantasy Star, Xenosaga, Valkyrie Profile, Radiant Historia, Skies of Arcadia, Resonance of Fate, entre otros y varios híbridos. Sin embargo, siempre dejé de lado una de las series más emblemáticas del género: Final Fantasy.

El primer contacto que tuve con Final Fantasy fue a través del juego Kingdom Hearts, que se trata de un título de Action RPG. En la historia de Kingdom Hearts, los protagonistas viajan a través de varios escenarios donde pueden interactuar con personajes de la saga de Final Fantasy (en especial de las entregas VII y VIII) , así como personajes de varias películas de Disney. Sin embargo, jamás me interesó profundizar en la historia de los personajes de Final Fantasy y como me resultaban unos perfectos desconocidos, sus cameos tampoco me emocionaron en lo absoluto.

Final Fantasy VII es un juego que ha sido muy alabado a lo largo de los años. Apareció para PlayStation en 1997 y es un juego que desde su anuncio generó controversia, pues fue la primera entrega de Final Fantasy que apareció para una consola ajena a Nintendo. Parte de la controversia la provocó un demo técnico que Square presentó a mediados de la década de 1990. En dicha demo aparecían los personajes Locke, Terra/Tina y Shadow construidos con polígonos en un campo de batalla tridimensional, donde peleaban con un golem. Esa demo utilizó sistemas de SGI para desplegar los gráficos tridimensionales.

La controversia surgió a partir de varias especulaciones y de información sacada de contexto que circuló en los medios de aquella época, incluyendo (desgraciadamente) a nuestra revista Club Nintendo. Debido a que la demo corría sobre sistemas de SGI, y Nintendo había recurrido a SGI para construir la arquitectura del Nintendo (Ultra) 64, muchos medios dieron por sentado que la demo constituía una etapa de desarrollo temprana de un inminente Final Fantasy 64. Cuando pasó el tiempo y Final Fantasy 64 brilló por su ausencia, muchos fans de la saga se sintieron defraudados e incluso acusaron de traición a Squaresoft, pues consideraron que habían vendido su saga insignia a Sony. Sin embargo, Final Fantasy 64 jamás existió, ni siquiera como proyecto. Además, Final Fantasy VII fue un juego concebido para correr en PlayStation, aunque posteriormente fue lanzado para PC. Como dato curioso, en las primeras etapas de planeación de Final Fantasy VII, se consideró lanzar el título para SNES.

Otro factor que contribuyó a la popularidad de Final Fantasy VII es que fue el primer juego de la saga lanzado de forma oficial en Europa. Contó con traducciones oficiales a varios idiomas, entre ellos el francés y el español. Sin embargo, la traducción en español está basada en los diálogos en inglés y no en los diálogos originales en japonés. Esto provoca algunos fallos de traducción bastante curiosos, que en ocasiones dificultan comprender el contexto e incluso decantan en frases sin sentido. El trabajo de doble traducción (de japonés a inglés y de inglés a español) afectó de forma negativa al juego.

Final Fantasy VII fue un juego muy popular, y por lo tanto tuvo muchos fans y también muchos detractores. Sin embargo, muchos de los comentarios que alababan al juego se basaban principalmente en la fuerza argumental de su trama, el carisma de sus personajes, el detalle de sus escenarios, la música de Sefirot y (Cuidado, alerta de spoiler) la muerte de Aeris. Por cierto, Aeris también es un error de traducción, el nombre verdadero del personaje es Aerith. Todos los argumentos que daban los fans, en vez de motivarme a probar el juego me alejaron de él. Ya que en principio lo pintaban como un juego con una trama abrumadora, llena de detalles, con una gran carga sentimental y un complejo sistema de juego no apto para principiantes. Los detractores del juego argumentaban que se trataba de un título hypeado, es decir, se trataba de un título sobrevalorado al cual se exageraban sus virtudes y se omitían sus flaquezas de forma intencional.

Varios años después me dio curiosidad conocer Final Fantasy VII, así que decidí probarlo para dar mi punto de vista. Pero me pareció importante ampliar mi perspectiva sobre la saga Final Fantasy antes de revisar al séptimo título, por lo que empecé a jugar todos y cada uno de los títulos de Final Fantasy.

El orden en el que probé los juegos de la saga Final Fantasy es el orden "George Lucas".

El primero que probé fue Final Fantasy IV para PSP. En este juego se toma el papel de Cecil, un caballero que es traicionado por su patria y se ve envuelto en una guerra que lo lleva a buscar su identidad, liberar a su país de las fuerzas del mal y salvar al planeta de la aniquilación. En este juego las batallas se libran con cinco personajes, cada uno con su propia historia y una especialidad fija. Hacia el final del juego la magia Meteor juega un rol fundamental, pues es la principal arma de los enemigos y también es el arma que facilita la labor de terminar el juego. La batalla final se vuelve un chiste si dos personajes (una maga negra y una invocadora) pueden usar Meteor. Se trata de un muy buen juego, que me dejó una grata impresión y me motivó a probar más títulos de la saga.

El segundo Final Fantasy que probé fue el V de GBA. En este título cuatro guerreros deben proteger el poder de los cristales que mantienen al mundo en equilibrio, a la vez que tratan de evitar que un ente de maldad consuma al mundo con el vacío. La historia de este juego es excelente, la música tiene uno de los temas más emblemáticos de toda la saga, que es el tema de la batalla en el puente (Battle with Gilgamesh). Y también tiene una de las escenas más emotivas que he presenciado en cualquier videojuego, que ocurre en la ciudad natal del personaje llamado Bartz. Esta entrega deja el listón muy en alto, ya que es un juego muy completo, es excelente en todos los aspectos. Los personajes pueden cambiar de especialidad a lo largo del juego y conforme van dominando las especialidades, es posible usar capacidades de una especialidad en otra. En este título se puede apreciar la muerte uno de los personajes principales en una etapa avanzada de la historia.

Luego llegó el turno de Final Fantasy VI para GBA. La versión que yo jugué está alterada con un parche que restaura el sonido al de la versión de SNES y la parte de la ópera cuenta con voces. Este juego es considerado por los conocedores como el mejor Final Fantasy a la fecha. Sin lugar a dudas, viendo el antecedente sentado en Final Fantasy V no se podía esperar menos. Final Fantasy VI es sin lugar a dudas uno de los mejores juegos jRPG que he tenido la oportunidad de disfrutar. Este juego tiene dos protagonistas, en la primera mitad seguimos la historia de Terra Brandford, mientras que en la segunda mitad nos enfocamos a la historia de Celes Chere. Los personajes de este juego tienen mucho carisma, la historia es desarrollada de una forma muy buena. La música es sin lugar a dudas, de lo mejor que se puede encontrar en un título de SNES. Un punto a resaltar es el villano, Kefka, que sin lugar a dudas es una gran contraparte a los protagonistas del juego. También hay varias escenas emotivas en el juego, como la historia de Cyan y la desesperación de Celes si fallamos un minijuego. Este es un título muy recomendable, sin lugar a dudas constituye uno de los mejores exponentes de los jRPG y uno de mis favoritos personales. En este juego se emplean cuatro personajes para los combates y cada personaje tiene una especialidad fija, que determina sus capacidades.

Siguiendo con la cronología "George Lucas", toca el turno de Final Fantasy I y II Dawn of Souls para GBA. La primera entrega de Final Fantasy es entrañable, pero se siente bastante torpe comparada con entregas posteriores. En el primer Final Fantasy controlamos a cuatro protagonistas genéricos conocidos como los guerreros de la luz. Su misión es proteger los cristales de los cuatro elementos de las fuerzas del mal, tal y como sus antecesores lo hicieran en el pasado. La historia da un giro inesperado y sumamente interesante al final, por lo que vale la pena el esfuerzo de probar el juego.

En el segundo juego de la saga tenemos a cuatro huérfanos que se involucran en la guerra contra el imperio de Palamecia, que busca conquistar al mundo aunque ello signifique aniquilar al resto de las personas. En este juego se puede apreciar la primera muerte de un personaje principal en la saga Final Fantasy. De hecho mueren varios personajes que en algún punto conforman al grupo protagonista del juego. El sistema de crecimiento de los personajes es bastante inusual, ya que los personajes van mejorando sus capacidades dependiendo del uso que les den. Si el personaje ataca mucho con golpes su capacidad de golpear se incrementa, si recibe muchos golpes su resistencia mejora y el resto de las capacidades se comportan de forma similar. La historia de este juego es muy buena. En general se trata de un buen título a nivel técnico y de argumento.

En este punto llegamos a Final Fantasy III para NES. Con respecto a este juego no hay mucho que comentar. Se trata de un excelente título para NES, sin embargo se siente como la versión preliminar de Final Fantasy V. Varias de las mecánicas de juego de Final Fantasy V tienen su base en este juego. Los protagonistas son genéricos, por lo que carecen de carisma. El personaje con mayor carisma es la princesa que nos acompaña en la batalla contra el segundo jefe del juego. En este título toma mucha relevancia el cambio de especialidades entre los personajes, ya que hay ocasiones en que la clásica fórmula Mago Negro - Mago Blanco - Guerrero - Ladrón no será una buena alternativa. Además hay calabozos donde debemos pelear con un handicap en contra, ya sea porque nuestros personajes deberán permanecer transformados en sapos o en enanos.

Y por último llegó el momento de probar Final Fantasy VII. Un juego que sin lugar a dudas representa un salto considerable en aspecto visual con respecto a sus antecesores. Las mecánicas de juego fueron actualizadas y las habilidades de los personajes no son propias a ellos, sino que las adquieren dependiendo de las gemas de materia que se equipen. Así es posible ajustar a cada personaje dependiendo de la situación. La historia es muy buena y se dejó de lado el cliché recurrente en la saga de los cristales, para enfocarse a la meta de evitar una catástrofe provocada por Sefirot. En esta ocasión no es posible utilizar las magias Meteor o Holy, ya que ambas son protagonistas de la historia. Los personajes principales tienen mucho carisma, siendo el menos agraciado en este aspecto Aerith, una vendedora de flores que a su vez es descendiente de los entes que conformaron al planeta. Sefirot es un villano inconsistente, pues da la impresión de estar en un estado de confusión y tristeza permanentes.

Ahora bien, ¿Cuál es el veredicto? ¿Final Fantasy VII perece ante el hype o de verdad se trata de la máxima joya de la corona de Square Enix? Pues bien, Final Fantasy VII es un excelente título, sin embargo muchas de las cosas por las que sus fanáticos lo adoran e idolatran no son propias de él, sino que son heredadas de entregas anteriores de la saga. La "emotiva" muerte de Aerith es menos impactante que algunas de las escenas más emblemáticas de Final Fantasy V y VI. La aclamada pieza musical "One Winged Angel" (tema de Sefirot) y por la cual muchos fans del juego vibran de emoción, palidece ante "Aria di Mezzo Carattere" (tema de la ópera de Maria y Draco). En cuanto a los personajes, sin lugar a dudas los personajes de Final Fantasy VII son muy carismáticos y son un excelente pilar para la trama.

Final Fantasy VII es un muy buen juego, pero no sobrepasa el listón puesto por Final Fantasy V y Final Fantasy VI. A mi parecer estos tres juegos se encuentran en el mismo nivel. Pero si tengo que elegir a un favorito, me decanto por Final Fantasy VI.

Sin embargo, los invito a que disfruten de esta excelente saga de jRPG, son juegos muy recomendables y que han superado de forma notable la prueba del tiempo. Es recomendable probar los títulos en su orden cronológico correcto, de otra forma podemos decepcionarnos de las mecánicas de juego, gráficos, música y argumento de los primeros juegos de la saga. Ahora me toca probar Final Fantasy VIII.

Estamos en contact.

Seguimiento de trasteos.

Hola, ¿Cómo están? Bienvenidos sean de nueva cuenta a este nuestro blog, donde yo escribo los debrayes y ustedes abuchean mis malos chiste...