martes, 4 de agosto de 2009

El manos libres del ROKR W5

Lo me que engancho de este teléfono es sin duda su diseño, simplemente es demasiado bonito. Además, al llevar la denominación ROKR pues uno se imagina que es una fiera para reproducir música... pero la verdad no es tan bella.

Uno de los inconvenientes que tiene es que el manos libres que viene con el teléfono, pues si bien es estéreo y se oye "bien", no te da la opción de conectarle unos audífonos ordinarios (entrada 3.5).

Considerando que se trata de un modelo relativamente popular, acudí a comprar un adaptador MiniUSB-3.5, pero al conectarlo al teléfono me lleve una "nongrata" sorpresa... ¡El sonido era terrible! Lleno de ruido, interferencia y a un volumen inaudible.

Investigando encontré que los adaptadores originales Motorola contienen un circuito amplificador, muy diferente al capacitor electrolítico y la resistencia de 1 KOhm que traia el adaptador que adquirí.

Pues, juntando la frustración de un adaptador que no funciono y un manos libres que tiene unos audífonos de pena... decidí "matarlos" a ambos, corté el cable que va del micrófono del manos libres a los audífonos y el cable del adaptador MiniUSB-3.5. Ambos cables en su interior contienen un juego de cables más finos, de colores rojo, verde y amarillo. Así que, con soldadura uní el cable verde con el verde... el rojo con el rojo... y los dos amarillos del manos libres con el amarillo del adaptador.

El resultado fue un manos libres con entrada 3.5, parecido al de los Sony Ericsson, y aunque el resultado no es un ejemplo de belleza, por lo menos es funcional y se escucha mucho mejor.
Foto de terrible calidad tomada con el propio Moto ROKR X_x.

Seguimiento de trasteos.

Hola, ¿Cómo están? Bienvenidos sean de nueva cuenta a este nuestro blog, donde yo escribo los debrayes y ustedes abuchean mis malos chiste...